LifeStyle

image1 (3)Hace un par de días llegué de un viaje único e inolvidable. Desde New York hasta Quebeq, nos animamos a un desafío doble: viajar con la “casa a cuestas” (y baby incluido).

Un viaje sin destinos obligatorios ni check-in de hoteles. Otro concepto que plantea descubrir nuevos lugares y escenarios. Un itinerario espontáneo donde el próximo destino siempre es una sorpresa y algo nuevo por descubrir. Enamorarse de un pueblo y quedarse a pasar la noche o encontrar un lindo lugar y parar a comer.

image2 (1)Soy la persona menos aventurera que hay, pero me fascinan los viajes donde no hay destinos fijos a los que llegar y uno elige siempre su propia aventura. Así es que nos convertimos en rodantistas por unos días y la experiencia fue inigualable.

Las palabras “motorhome” y “bebé” pueden parecer contradictorias. Pero les aseguro que no lo son, para nada. Es más, hay algunos que, teniendo chicos, prefieren los viajes en casa rodante antes que la vida de hotel. Un viaje en motorhome con un bebé es una de las experiencias más cómodas y divertidas que se pueden hacer. Sí, cómoda y divertida. Estas dos palabras no las elegí al azar: en este tipo de viajes se logra un gran equilibrio, porque tiene su cuota de aventura, pero sin perder las comodidades de estar “como en casa”.

Muchas madres en el blog nos escribieron y mostraron su inquietud de animarse a esta aventura. Algunas de hecho ya están planificando sus viajes en motorhome. Les voy a contar mi experiencia en este doble desafío, para las que todavía estén dudando se animen a hacerlo porque realmente vale la pena!

image2 (4)LA CASA A CUESTAS

En nuestro caso, decidimos alquilar un motorhome para 4 personas (ya que un bebé implica muchos bártulos) y la verdad que el tamaño fue perfecto! Todo fue fácil y cómodo. Esto es todo lo que tenía la casa rodante:

-Heladera y freezer.

-Cocina.

-Habitación (separada del living).

-Living (con un sillón que se puede hacer cama) y comedor.

-Baño y ducha.

-Baúles y compartimentos de guardado.

-Puertos para conectar y cargar cualquier tipo de dispositivo electrónico.

-TV.

-Depósitos de reserva: 37 galones (140 litros) de agua limpia, 6 galones (23 litros) de agua caliente y 22 galones (83 litros) de agua residual.

Les recomiendo un sitio web para buscar todo tipo de casas rodantes y empresas que las alquilan: www.motorhomebookers.com

CAMPINGS: ESCENARIOS ÚNICOS Y PARAÍSOS ESCONDIDOS

Hablemos de los lugares para “acampar” con el motorhome. Son campings en distintos escenarios: playas, bosques, montañas, lagos. Vivir en contacto permanente con la naturaleza, abrir la puerta de tu casa y salir a la playa o a la orilla de un gran lago.

image1 (4)image3

image2 (2)

image3 (3)Estos campings tienen toda una infraestructura especial y están súper preparados para este tipo de viaje en familia y con niños. Son realmente impecables y tienen de todo para hacer tu vida en motorhome mucho más simple.

image3 (1)Los KOA son los más conocidos porque están en todo el país. Pero hay muchos más. Como a nosotros siempre nos funcionaron, nunca dudamos en parar acá. Cuestan entre $60 y $70 USD la noche, dependiendo de la cantidad de gente por motorhome y los servicios que quieran usar. En estos campings tenés:

-Un espacio con mesas y parrillita para cada motorhome.

-Wi-fi libre en todo el lugar.

-Conexión a electricidad y agua potable para los motorhome.

-Actividades outdoors recreativas para los chicos.

-Piletas, y otras climatizadas.

-Maquinitas y juegos para chicos.

-Laundry.

-Un store donde podés comprar esas típicas cosas que uno se olvida y siempre faltan, desde elementos para cocina hasta leña para hacer el asado.

Para chusmear todo sobre lo que ofrecen los campings KOA: koa.com

image1 (5)EL BEBÉ Y SU COTIDIANEIDAD

Sus rutinas durante el viaje

Es mucho más fácil respetarle sus rutinas! En mi caso: desayuno, almuerzo, siesta, baño a las 8 pm y noche! (no es que siempre se puede cumplir todo, pero te permite muchísimo más que una vida de hotel dónde estás todo el día afuera).

La comida

Es un temón mientras uno viaja. Pero con la casa a cuestas deja de serlo! Si sos de las que le gusta respetarle la dieta a los chicos, no tenés porque abandonarla desde el momento en que la cocina está detrás del volante.

Si sos de las que prefieren no complicarse tanto con el tema (como fue mi caso) Estados Unidos es un país súper preparado: los famosos “Gerber” o comiditas listas, hay desde saladas hasta dulces y te sacan de apuros. Carne con legumbres, Vegetales y pollo, Batata y papa, Vegetales y arroz, hay de todo! Las opciones dulces: banana, manzana y banana, pera y durazno, etc.

image1 (6)Cuando me inspiraba un poco, metía verduras (tipo papines morados, zanahorias o brócoli) en una bolsita en el microondas por 10 minutos y listo: así de fácil tenía una comida rica, nutritiva y fresca.

Conocer y recorrer “más livianos”

Viajar en motorhome con niños te permite tener siempre sus cosas a mano. Ya no te pasa eso de olvidarte cosas claves (como el dosificador con la leche en polvo u otra muda de ropa) cuando ya estás a cinco cuadras del hotel!

Cuando bajamos a conocer ciudades, llevo lo mínimo e indispensable: por lo general, es un recorrer “pausado” en el que bajamos y subimos de la motorhome. Entonces el bolso del bebé va liviano.

Un viaje más tranquilo para el bebé

No es ese tipo de viajes en el que estás todo el día afuera como te pasa cuando paras en hoteles. Entonces el bebé baja un poco las revoluciones y está más descansado.

Además, durante el viaje, podés acompañarlo y jugar con él. A pesar de que vayan sentados siempre en la sillita del auto, el espacio es grande, cómodo y no se sofocan como pasa en un viaje en auto.

Si tienen chicos más grandes, los campings para motorhome están estructurados y equipados para los viajes en familia: hay entretenimiento y juegos, piletas, excursiones y todo para chicos.

Su propio lugar para dormir

En el living-comedor (que estaba separado del cuarto) había un sillón que se hacía cama. Nosotros compramos unos barrales en Wallmart y se los pusimos para que el bebé duerma seguro.

Ropa del bebé

En los campings con lavarropas y secarropas donde se puede lavar la ropa de ellos (sobre todo la de bebés que se acumula mucho!)

Ojalá se animen a ser rodantistas con chicos por unos días y descubran el placer de viajar así. Por supuesto que para gustos no hay nada escrito, por eso cada uno hará su propia experiencia. Hasta el próximo post!

Mili


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *