destacada / Motherhood

Hoy quiero tocar un tema que últimamente resuena mucho en mi cabeza y considero que aqueja a gran porcentaje de los padres modernos. El uso responsable del teléfono celular. Gran tema! ¿no? Porque a nuestros hijos el límite con la tecnología se lo ponemos nosotros, ¿pero a nosotros quién nos lo pone?

Para los que trabajamos desde casa y con el celular, no es un tema menor. En lo personal, confieso que me cuesta manejar la “adicción” y tengo rachas. Hay días que pienso, “estoy todo el día con ella” y con eso me justifico. Luego me sincero y reflexiono: “mejor, momentos de calidad y NO cantidad” Y ahí arrancan mis dilemas maternales, que no pienso aburrirlos con eso. Solo quería compartirles un par de tips que trato de poner en práctica para controlar el uso  y evitar el  abuso de este invento que es espectacular para muchas cosas, pero que a veces atonta a los papas cuando nos pasamos de la raya.

Van mis consejos. Muy básicos, ¡pero tal vez ayudan! Voy probando distintas alternativas como:

  • Esconder el celular en un cajón y dejarlo en silencio cuando quiero dedicarle tiempo exclusivo a mi hija.
  • Dejarlo en el cuarto cuando vamos a sentarnos a la mesa para lograr un momento de conexión familiar y evitar ese famoso: “solo miro el mensaje y después contesto”. ✔Lo que estoy implementando también, cuando puedo, es irme de casa para trabajar con el teléfono y la compu, y cuando vuelvo dejarlo y estar con ella. Poner horario al trabajo.
  • Ponerlo en modo avión de a ratos.
  • Eliminar apps que no son tan necesarias y que nos distraen.
  • No ponerme la presión de tener que responder todos los mensajes instantáneamente. Pueden esperar.
  • Dejarlo en casa si salgo a hacer algún programa. Permite conectarnos mucho mejor ¡y poder aprovechar el momento con los chicos!

¿Ustedes piensan en estas cosas? ¿Cómo lo manejan? ¿Me cuentan? Me gusta compartir estos dilemas. ¡Buenas noches!


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *