destacada / Motherhood

a trini sabor“El cerebro de nuestros hijos necesita que les enseñemos a saborear la vida, no a consumirla”

Hace un par de meses que venimos leyendo a un gran neuropsicólogo. Quizás algunas ya lo conocen, su nombre es Álvaro Bilbao. Él sostiene que educar a nuestros hijos no es más que “ayudarlos a crear conexiones valiosas en su cerebro”. La mejor estrategia, para  él, es conectar la “parte emocional” con la “parte racional”.

Bilbao habla de la relación de los niños con las nuevas tecnologías y nos invita, a los padres, a tomar conciencia. Hoy queremos destacar esto: él describe cómo funciona el “núcleo estriado”, una región del cerebro que concentra todo lo que tiene que ver con lo que nos gusta y esto se da sobre dos criterios, la rapidez de satisfacción y la intensidad de satisfacción.

“El niño que tiene esta parte del cerebro copada con cosas emocionantes, rápidas, etc., no puede prestar atención a otras cosas. Si enseñamos a nuestro hijos a estar con los videojuegos, el móvil, la tele, las redes sociales, la profesora y la pizarra le parecerán menos importantes, los libros le parecerán someramente aburridos, perderá la capacidad de disfrutar de la lectura y pasar un buen rato con un amigo en un parque le parecerá mucho más aburrido que ir a casa y conectarse en el ordenador a hablar con sus amigos porque el núcleo estriado se ha llenado de cosas más intensas”.

Por todo esto, Bilbao nos propone lo más acertado: “educar el paladar emocional de nuestros hijos”. Una invitación que nos deja reflexionando acerca del desafío que tenemos por delante.

Hasta el próximo post!

Fuente: @alvarobilbaobilbao en gestionandohijos.com


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *