Motherhood

13398507_1131273200247200_1702056519_n(1)Hoy entrevistamos a Julieta Pink, locutora, conductora, esposa de Luis y mamá de Baltazar. Una mujer que no le tiene miedo a sus distintas “versiones” ni a los errores que pueda cometer en el camino. Militante de la lactancia materna, nos habla desde el corazón y nos cuenta cómo hizo para combinar la maternidad con su carrera profesional sin dejar de disfrutar de ninguna de las dos. Para ella, la clave está en saber “organizarse” y después, ¡todo se puede!

¿Cómo fue esa primera convivencia entre tu nueva identidad de “madre” con todo lo que ya era Julieta Pink: esposa, hija, amiga, locutora?

Fue una convivencia “divertida”, para ponerle algún epíteto. La verdad es que, desde el principio, se me dio todo bastante fácil. El parto, la recuperación, todo. Estaba tan contenta que, para mí, era todo lo mismo pero “más feliz”. ¿Qué miedo podía tener de que me “cambie el mundo” si se puede seguir viajando o ir al trabajo? Sé que a muchas mujeres quizás se les complica más. Pero yo creo que con mucho apoyo familiar se pude atravesar muy bien. Por ejemplo, mi marido cambió su modalidad de trabajo a “freelance” para poder quedarse con Baltazar cuando yo me iba a la radio. Nos organizamos bastante y nos salió bien, entonces se pudo disfrutar de todos los procesos. Me tomé tres meses de licencia (igual iba a la radio tres veces por semana porque extrañaba). Por eso, esa convivencia se me dio “muy feliz”, no tuve que dejar de hacer nada y pude disfrutar de estar con el bebé en cada momento.

La maternidad te transforma y te re-define. ¿Cómo viviste ese proceso?

Yo creo que el cambio, si bien es muy drástico (volvés a tu casa y, de repente, ¡son tres!), hay que transitarlo con naturalidad, en el sentido de que si querés reír, reís, si querés llorar, lloras. Yo creo que en esencia seguís siendo la misma, pero me gusta esta metáfora para definir el proceso: esa “transformación” es como descubrir el ala de una casa o dos cuartos que antes no conocías. Otra “ala” de tu mente que no conocías. Es algo que se agrega a tu personalidad o que siempre estuvo pero que ahora lo descubriste.

13741399_1566531283642766_1294801363_n

¿Cuál es el mejor consejo que te dieron estando embarazada?

No tener vergüenza de decir lo que sienta, quiera y necesite. Por ejemplo, el caso de las visitas después del nacimiento. No tener que estar sirviendo masitas o café y poder decir “basta” o “quiero estar un poco sola” cuando quiera y lo necesite.

¿Alguna situación “límite” en la que te haya puesto la maternidad?

Yo tenía un tema con todas las esperanzas que depositaba en la siesta (ahora no duermo más siesta, se imaginarán), pero solía pensar “cuando se duerma, voy a hacer esto, esto, esto y esto…y esto”. La lista es infinita y creo que no hay siesta o paseo con abuelos que alcance. Yo me decía a mi misma “cuando se duerma la siesta” como otros dicen “cuando ahorre plata voy a viajar al Machu Picchu”, era más o menos así. Pero siempre me daba cuenta que no había tiempo que alcance y, a la vez, eso no me importaba. Eso es lo maravilloso, aprendí a decir “no puedo” y a relajarme. Antes de tener un hijo, siempre tenía esa “listita” interna que tenía que cumplir en el día, era mucho más exigente y en esa parte me relajé.

13687279_1113759035365660_969306231_n

La lactancia materna según Julieta Pink

Dar de mamar es una elección y un compromiso. ¿Porqué “elegiste” hacerlo?

Siempre me gustó el “mundo bebés”. Cuando era chica, amaba los bebés y cuidaba a los chiquitos del club. Fantaseaba con el “ser madre” y esa fantasía proyectaba en mi mente la imagen de una mujer dando de mamar. Entonces, cuando quedé embarazada, lo primero que hice fue informarme sobre el tema lactancia. Hice un Taller de Crianza donde conocí a Paola de los Santos, puericultora universitaria muy prestigiosa, y aprendí mucho. Yo di de mamar hasta los dos años de Baltazar. Él dejó sólo: yo lloraba y él estaba feliz. Me costó, pero fue así. Él lo vivió con mucha naturalidad y a mi me costo un poco más.

IMG_3237Lactancia materna: hoy en día, esta práctica tan instintiva e histórica se ejerce menos de lo que creemos. ¿Cuál es el “paso” o “click” que nos falta dar como sociedad para que se convierta en una práctica libre y sin prejuicios?

Yo creo que cuanta más información se vaya dando a la sociedad, más se va a ir naturalizando el tema. Como tanta información que falta de otros tópicos, el tema lactancia materna es uno más. El fomento de la lactancia tiene que ir acompañado de imágenes, de muestras, etc. Que sea un tema que esté en la agenda de los políticos. Que “inunde” un poco a la sociedad. También hay una parte mas “sensible” del tema. Siempre hay tweets donde algunas expresan que se sienten dolidas por no haber podido dar de lactar. Por eso mismo, también hay que tratar que en el discurso se incluyan a esas madres que no pudieron amamantar.

La lactancia materna tiene que ir acompañada si o si de un entorno familiar, social y cultural. Para vos, ¿de qué se trata este entorno necesario para que una madre practique la lactancia segura, cómoda y contenida?

Es el pilar fundamental. El entorno es muy importante. Con Paola de los Santos hablábamos mucho de esto en el taller. Muchos padres no saben los derechos que tienen incluso dentro de la clínica. De hecho, muchos se quedan como “al costado” en muchas situaciones que podrían estar más involucrados. El padre es como un “guardaespaldas” de la madre, para que tenga una buena lactancia, contenida y que la disfrute.

11349284_1537426936551089_169432779_n

Julieta y Paola de los Santos

Definí lo que fue y es, para vos, la maternidad.

La maternidad es una aventura. Yo pensé que tenía la vida feliz e ideal. Pero la maternidad me sorprendió porque es lo más lindo que me tocó atravesar en la vida (y eso que tenía una vida muy feliz). Te transforma tanto y es una aventura tan hermosa que es lo mejor que le puede pasar a una mujer.


Comentarios

  1. Estoy feliz de encontrar webs donde hallar informacion tan util como esta. Gracias por poner este articulo.

    Saludos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *