LifeStyle / Motherhood

nota muy de mama

Nos encanta que nos pregunten acerca de cómo nació el blog, cómo nos conocimos, quiénes somos. Es mostrar el otro lado de Vevey Blog. Esta es la entrevista que nos hicieron las chicas de Muy de Mamá (@muydemama). Gracias Bren y Mech!

1) ¿De donde se conocen?

Nos conocemos del colegio, desde primer grado y somos intimas amigas hace mas de 15 años. Recuerdo que Mili me intimidaba en la fila, cuando formabamos antes de entrar al aula, apodandome “ojos verdes”. De ahí se fue forjando una amistad muy linda. Pero al poco tiempo nos separaron de división y nos volvimos a reencontrar recién en la secundaria, donde nos hicimos mucho más amigas y desde ese día hasta ahora nunca dejamos de serlo.

2) ¿Cómo surgió Vevey Blog?

La idea del blog nace una noche de casamiento, en una charla casual con una amiga bloguera, Coty Crotto de Muy Mona. Copa va, copa viene, Coty nos incentivó a empezar esto que no se sabía muy bien para dónde llegaría pero que sí tenía algo seguro: esa inquietud latente, como una voz interna que te grita pero que simulas no escuchar hasta que te animas a hacerlo. El proyecto personal, el sueño inconcluso. Atreverse, salir de la zona de confort, lanzarse al vacío.

3) Sabemos que el Blog y la cuenta las obliga a estar bastante tiempo con el celu, ¿cómo manejan esto?

El manejo del celular no es un tema menor. Nos declaramos  adictas sin cura jaja, pero sabemos que no queremos darles ese ejemplo a nuestros hijos. Sobre todo porque estamos un poco en contra de la teconologia en los chicos y a tan temprana edad. Es un tema que nos vuelve locas.

Luti: Ella no ve tele, no usa ipad, ni nada de eso. Si la hago escuchar mucha música. Sé que es contradictorio y que lo tengo que modificar, soy muy consiente de ello y voy probando distintas alternativas para controlar el uso del celular. Hago el ejercicio de esconderlo en un cajón cuando quiero dedicarle tiempo exclusivo a Trini y ponerlo en silencio. Estoy mucho tiempo con ella, pero a veces me da culpa que al mismo tiempo estoy con el cel. No me gusta nada. Cuando vamos a sentarnos a la mesa también lo dejo en otro lado, para evitar ese famoso: “solo miro el mensaje y después contesto”. Y lo que estoy implementando también cuando puedo, es irme de casa para trabajar con el teléfono y la compu, y cuando vuelvo dejarlo y estar con ella.

Mili: Cuando nos mudamos a Estados Unidos tomamos varias decisiones. De vivir con “menos”. Real. Nos vinimos con muy poca ropa cada uno, pocas cosas materiales, porque vivíamos con mucho. Qué bien se siente vivir con menos, no lo sabía hasta que lo experimente aca en Kentucky. No tenemos televisión y tampoco vamos a tener (no puedo creer no tener televisión). El IPad se usa a la noche (nosotros los grandes) y se lo empece a sacar a Juan de a poco (que en Argentina se lo daba todas las mañanas un rato) Ya prácticamente no se lo doy y tampoco me lo pide.

Las dos: la clave es Ponerle un horario al Blog. En determinado horario se contestan mails, se preparan los posteos, se mira el Instagram, etc. Creo que el abuso del celular nos desconecta mucho sin darnos cuenta y hay que ser concientes de ello y no minimizar el tema.

4) Ahora que Mili se mudó a EEUU  ¿Cómo se organizan? Nos organizamos barbaro. Hablamos todos los días, tenemos nuestras reuniones por FaceTime y pensamos nuevos contenidos a raíz de la partida de Mili. Vevey sigue a full como siempre, solo que una acá y la otra allá hasta su vuelta. Vevey crece con nosotros y cambia con nosotras. Va tomando distintos horizontes y eso nos entusiasma mucho.

5) Mili cómo es la experiencia de vivir en otro país?

Como experiencia, vivir afuera te da mucho. Ya no tienes la red de contención que tienes en tu país. Padres, hermanos, primos, amigos. Cuando estas triste o tienes algún problema, sos vos y tu marido. Nadie más. Y eso puede sonar como algo malo, pero al contrario! Te hace más fuerte, aprendes a preocuparte por mucho menos cosas, aprendes a disfrutar más en familia (el domingo familiar programa tipo batallón lo reemplazas por un programa de a tres). Aprendes a “cortar el cordón” y eso te hace crecer mucho en todos los aspectos de tu vida.

6) Que es lo que más y lo que menos les gusta de la maternidad?

Luti. Lo que más me gusta de la maternidad es ver crecer feliz a mi hija y ser espectadora de la niñez en general. Es algo que me conmueve. Su inocencia, su sabiduría y lo simples que son los chicos. Creo que tenemos mucho que aprender de ellos.

Amo cuidarla. Soy conciente de la fragilidad que tiene y que protegerla sea mi responsabilidad me llena de orgullo. Esforzarme dia a dia para criarla con valores y mucho amor. Realmente el hecho de saber que como padres somos formadores de personas es algo emocionante e inspirador.

Creo que no hay algo puntual que no me guste de la maternidad. Si creo que hay cosas que extraño de mi vida antes de ser madre, como la pérdida de libertad. Esa dependencia con tu hijo que te hace sentir muy plena pero a la vez hay veces que te asfixia, te agota y te hace pensar: me tomaria un avion en este preciso momento, o cerraria la puerta de casa y me iria sola a tomar un café jajaja.

Mili: Lo que más me gusta de la maternidad es cómo te transforma. Te re-define. Ya no volves a ser la que eras (eso da nostalgia muchas veces) pero qué gratificante se siente superarse día a día. Con la maternidad me animé a “saltar al vacío” y animarme a hacer todo lo que me hace feliz. Desde salir a correr un día de lluvia hasta escribir, que es mi gran pasión.

Lo que no me gusta: perder libertad. Pero son momentos de la vida y lo acepto y tomo como tal!

7) Si tendrían que describirse en 3 palabras, cuáles serían? Perseverante, entusiasta y estructurada. Luti

Mili: estructurada, sensible, introspectiva (tengo mucha vida interior).

8) ¿Cuales son las actividades que más les gustan hacer con sus hijos?

Luti: Disfrutamos mucho con ella de los pequeños momentos. Ir a tomar juntar un café, llevarla a la calesita, sentarnos en el jardin a tomar unos mates y ver como descubre la naturaleza.

Quedarnos encerrados los dias feos y hacer “cueva”, dormir juntas y disfrutar de un desayuno de domingo con papá incluído. Somos super familieras.

Mili: tenemos nuestras “rutinas”. Bailamos en el living todas las mañanas, tenemos dos o tres canciones muy nuestras y ese momento es único. Y, la otra, es quedarnos acostados a la mañana en mi cama, estamos como en un momento de amor y mameritis total.

9) ¿Que cosas hacen con ellos que antes de ser madres dijeron que nunca harían?

Luti: Por el momento no muchas. Trini aún es chiquita y por ahora el tema de los límites es sútil. Veremos mas adelante si me contradigo mucho con lo que pensaba que iba a ser y lo que haré, que seguro va a pasar. Ejemplo: El uso de la teconologia. Ahora lo manejo yo, pero unos añitos vamos a tener que empezar con negociaciones jaja.

Mili: Yo decía que iba a ser una madre más “mano dura” (en el sentido de poner límites) y me di cuenta que soy muyyyy blanda! Juan me puede. En situaciones límites sí conoce mi voz y el límite, obvio. Pero en general, me cuesta.

10) ¿Sienten que son las madres que les gustaría ser?

Luti: Creo que si. Me gustaría tener mucha más paciencia y relajarme más con algunas cosas, pero creo que por mi personalidad soy la mamá que siempre me imaginé que sería y me gusta!

Mili: Todavía no, pero siento que estoy en ese camino. Estoy experimentando y en ese sentido “crezco” junto a él, aprendo un poquito cada día. Y todavía me falta un largo camino!


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *